2 de febrero de 2009

Influencia de la televisión en los habitos alimentarios de jóvenes

Según un nuevo estudio de la Universidad de Minnesota, resulta que gran parte de los jóvenes y adolescentes que ven mucha televisión acaban con dietas desastrosas cinco años después. Una teoría es que los anuncios sobre refrescos azucarados y alimentos ricos en calorías que vemos con frecuencia en la televisión moldean nuestros hábitos alimenticios.

"Los adolescentes que ven demasiada televisión se convierten en adultos que ven mucha televisión y, por tanto, continúan expuestos a los anuncios de alimentos poco saludables", señaló Daheia Barr-Anderson, profesora de quinesiología y autora principal del estudio. "La publicidad reiterada de estos alimentos puede hacer que los adolescentes incrementen su consumo".

Este estudio es el último realizado por el Project EAT. y se basa en una serie de encuestas completadas por 1.930 estudiantes de “middle school” (11-14 años) y “high school” (15-18) a lo largo de los últimos diez años. Los resultados, que se han dado a conocer recientemente, serán publicados en la revista International Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity.

Otros estudios han descubierto una relación entre el tiempo de visionado de televisión y los malos hábitos alimenticios: las personas tienden a elegir opciones alimenticias rápidas y menos sanas cuando comen delante del televisor; también tienden a picar mientras ven la televisión, independientemente de que tengan hambre o no. Este fenómeno se conoce como "alimentación mecánica".

Sin embargo, este estudio es único en cuanto que observa si ver la televisión con frecuencia tiene un impacto duradero en los hábitos dietéticos

Los jóvenes de entre 15 y 18 años que ven cinco o más horas de televisión al día tienden a comer menos fruta, vegetales y cereales enteros cuando llegan a la edad adulta y tienden a tomar más refrescos azucarados y alimentos fritos.
Los resultados no fueron tan espectaculares para los jóvenes de 11 a 14 años encuestados: cinco años después, los que más televisión veían se mostraron más propensos a tomar menos fruta y más refrescos.

Fuente: Twin cities
posted by Euroresidentes Ityis Siglo XXI at 10:03 a. m.

Google
 
Web www.euroresidentes.com

1 Comments:

Blogger Carpe Diem said...

¿Dónde está publicado ese y los otros estudios citados?
Por favor, publiquen las fuentes.

6:49 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home